Para todos aquellos que disponen de un pequeño terreno en el que sentarse y disfrutar del buen tiempo y la brisa veraniega, es muy tentador hacer una reforma en casa para la construcción de un merendero con barbacoa. Estamos hablando de un espacio entablado y perfecto para aprovechar ese espacio extra que diferencia nuestra casa de cualquier piso de una ciudad abarrotada para comer y relajarse con toda la familia.

barbacoa
Merendero con barbacoa incorporada

Estos merenderos pueden elaborarse de diferentes formas, y aunque existen muchas maneras de construir uno rústico, en esta ocasión nos vamos a centrar en los de obra, que resultan muy cómodos y resistentes. En Reformasjaen.es disponemos de los mejores profesionales en construcciones y reformas de esta clase, así que bastará con pedir un presupuesto de reformas para hacerte una idea de lo que vas a necesitar.

Las variaciones posibles en la construcción de un merendero

Para el suelo, la mejor opción es servirte de un material que no se ensucie con facilidad y que resista todos los desgastes a los que va a ser sometido en la intemperie, así como los producidos por la propia leña, ya que si tenemos una barbacoa es normal que salte alguna esquirla. Para servir a este propósito, los materiales naturales como la piedra pueden proporcionar un acabado muy bonito, además de la resistencia de la que hablábamos. Otra opción es un gres rústico.

Cuando contratemos a los profesionales en obras, les podemos pedir que utilicen barbacoas y hornos prefabricados para que luego lo integren en nuestro merendero, pero lo aconsejable, teniendo en cuenta que disponemos de expertos en esta clase de trabajos de reformas, sería realizar estos de cero, a la medida en piedra o ladrillo refractario.

Para la mesa tenemos varias opciones, muchas de ellas válidas. Las más habituales son las de madera rústica sobre columnas de piedra, aunque si decidimos hacerla al completo de piedra también es una buena idea, ya que estaremos enfatizando el ambiente rústico y ganando en resistencia y desgaste. El único problema podría ser el estético, ya que la madera siempre aporta un buen acabado a cualquier obra.

Aprovechar el merendero durante todo el año es una de las principales recomendaciones que podemos hacer desde este artículo. Lo único que debéis hacer para conseguirlo es añadir a la reforma un cerramiento de aluminio de color madera. De esta manera conseguirás las mejores cenas en las frías noches de invierno envuelto en los aromas de la comida recién hecha y el mágico fuego de la barbacoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.