Favorecer la entrada de iluminación natural y lograr una distribución funcional suelen ser dos constantes en los proyectos que realiza Reformas Jaén.  Recientemente se está imponiendo la tendencia de unir visualmente la zona de día de nuestra vivienda creando un espacio diáfano uniendo el salón el comedor y la cocina.

Suele ser habitual encontrarnos con pisos o casas con techos bajos y pasillos largos que conectan todas las habitaciones. Ofreciéndo una sensación de tubo poco agradable.

Reformar la vivienda para crear espacios diafanos

Observando los nuevos hábitos domésticos, podemos llegar a la conclusión de eliminar una buena parte del pasillo para conectar directamente las estancias de la zona de día (salón, comedor y cocina). Para conseguirlo se pueden eliminar los tabiques y a la vez nos podemos ayudar con elementos de mobiliario para separar visualmente los distintos ambientes.

Con esta nueva distribución, diferenciamos las dos zonas en la vivienda. La de noche, más privada, siempre al fondo. Mientras que la de día, ideada como un gran espacio diáfano para disfrutar en familia, ubicada generalmente a la entrada.

Creando espacios diáfanos conseguimos facilitar la entrada de iluminación natural y una distribución actual y moderna.

Con esta solución existe un inconveniente dependiendo de los habitantes de la vivienda. Puede ser contradictorio vistas las ventajas de las que hemos discutido inicialmente. Me refiero a  los olores que desprenden las comidas al elaborarlas.

La separación de la cocina con una gran cristalera o vidriera es una buena opción para solucionar esta situación. Al ser completamente transparentes se permite el paso de la luz y facilita  la percepción del espacio diáfano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.