Uno de los aspectos más importantes a la hora de reformar la cocina es el espacio que dejamos para maniobrar. La ergonomía del espacio es fundamental en cualquier parte de la casa, pero resulta especialmente importante en la cocina, donde la comodidad a la hora de realizar multitareas se condiciona en medida de la distribución.

El triangulo de trabajo a la hora de reformar la cocina
Reformar la cocina sobre el triangulo de trabajo

Para solucionar el problema que se presenta cuando queremos realizar una reforma en la cocina, pero no sabemos cómo optimizar el espacio, existe el triángulo de trabajo. Se trata de una teoría desarrollada en los años 40 en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Illinois. Parece algo muy técnico para aplicarlo a nuestro hogar, pero no conviene subestimar esta teoría, ya que está pensada para facilitar las tareas que se realizan en la cocina configurando el mobiliario de forma que se trabaje de manera más satisfactoria.

El funcionamiento es sencillo. La misión principal es conectar los tres puntos de trabajo fundamentales, es decir, la zona de almacenamiento (Frigorífico), la zona de preparación y limpieza (fregadero) y la zona de cocción (vitrocerámica), para que el recorrido entre ellos sea más sencillo e intuitivo.

Si trazamos una línea recta entre los tres vértices anteriormente descritos, vemos como se forma un triángulo, cuyo punto central será el propio cocinero. Es una de las principales razones por las cuales se reforma la cocina y se piden presupuestos para reformar la cocina a profesionales, ya que no es tan sencillo encontrar el equilibrio entre estos tres puntos.

En Reformasjaen.es podrás contar con el apoyo de profesionales que conocen a la perfección las técnicas de distribución más adecuadas para tu hogar, prestando atención a los detalles que condicionan ese mismo espacio, como puede ser tener una cocina pequeña o una cocina americana. Pocos especialistas podrán ofrecerte los servicios de reformas de concinas en Jaén que te propone Reformasjaen.es. Para ver una comparación rápida, consulta nuestros presupuestos y entenderás la diferencia.

Para comprobar que la reforma de nuestra cocina ha salido a la perfección, podemos observar si se dan estas condiciones propias del triángulo de trabajo:

  • Los lados del triángulo deben estar limpios de cualquier obstáculo. Ni muebles ni islas deben bloquear el paso.
  • Cuanto más libre esté el triángulo de trabajo de cualquier interferencia mejor, por lo que no debe ser una zona de paso de la vivienda.
  • La suma de los tres lados no debe ser inferior a 4 metros ni superior a 7,9
  • Las medidas adecuadas para los lados del triángulo (el espacio entre los puntos de trabajo) debe estar entre 1,2 metros y 2,7 metros.

Una idea en “Reformar la cocina considerando el triángulo de trabajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.