Hoy en día conseguir baños de lujo ya no requiere el mismo gasto que antiguamente, cuando el más mínimo capricho parecía algo imposible de afrontar. Gracias a los materiales existentes y a las técnicas de construcción, podrás conseguir ese toque de distinción para tu casa sin tener que arruinarte.

La sauna en un hogar de lujo
La sauna como elemento para un hogar de lujo

El elemento por excelencia que daba apariencia de lujo a una casa era sin duda la piscina. Sin embargo ahora, hay otras cosas más originales, más prácticas y más económicas de mantener que conseguirán el mismo efecto. En este caso, nos estamos refiriendo al baño turco, también conocido como sauna, lo más moderno en cuanto a caprichos para la vivienda.

Para conseguir baños de lujo. Tendremos que habilitar en una pequeña habitación con bancos o escalones para sentarse cuya principal característica la alta temperatura que hay dentro (entre 25 y 50 grados) que provoca en nuestro organismo una larga lista de beneficios. Algunos de ellos son: eliminar toxinas e impurezas, ayuda en situaciones de problemas respiratorios como tos o resfriado, tiene propiedades tonificantes y relajantes que ayudan a conciliar el sueño y en general aporta un aspecto más saludable a nuestra piel.

Seguro que todas propiedades ya te han convencido. Pues bien, construir una sauna no tiene por qué ser excesivamente costoso, todo dependerá de tus gustos y los de tu familia. Empezando por el tamaño, que puede tener un mínimo de cuatro metros cuadrados y puede ser tan grande como la queráis si tenéis espacio en casa.

Por otro lado están los materiales. Estos baños de lujo tienen la ventaja de que pueden ser de muchos materiales y te permiten jugar con los diseños. Los más lujosos están hechos con mármoles y piedras naturales. También se puede utilizar gresite, más barato que el mármol y con el que podrás crear originales dibujos. Pero si buscas el material más económico, éste es la madera. Con una sencilla madera de abeto se puede hacer los asientos de la sauna y obtener los mismos beneficios.

Las saunas no requieren un mantenimiento especial, solo ventilarlas después de su uso para que se vaya el aire caliente. Éste es un lugar perfecto donde relajarse, sólo o acompañado y eliminar es estrés del día. Eso sí, no hay que excederse con el tiempo, entre 10 y 15 minutos bastan y recuerda después beber mucha agua.

 

Una idea en “Baños de lujo en el hogar con una sauna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *