Debido a sus cualidades y funciones, la cocina es uno de los espacios de nuestro hogar que más vamos a transitar y que más se va a desgastar. Las reformas de cocinas son las más habituales en el mundo de la decoración y la rehabilitación, pero también son las más costosas. Por eso, es especialmente importante tener algunos aspectos sobre ahorro bien claros antes de comenzar una reforma integral de la cocina.

El alicatado

Quitar el alicatado antiguo y el suelo es una de las obras que más gasto conllevan. Una de las actividades que más recurrentes son en estos casos es dejar el viejo suelo y alicatar por encima, siempre y cuando se reúnan los requisitos para poder hacerlo.

Esto, sin embargo, puede confluir en unas cuantas desventajas a tener en cuenta.  La mayor de ellas es el espacio que se pierde al tener un doble alicatado, aunque esto signifique que tenemos un mejor aislante térmico y acústico.

Aprovecha los restos de catálogos para reformar tu cocina

Esto es especialmente útil en el caso de que no vayamos a reformar el suelo por completo o la cocina en sí no es muy grande. Se trata de conseguir un modelo de azulejo descatalogado que nos guste. En muchos casos quedan pocas cajas de material, por lo que las empresas de reformas suelen rebajar los precios.

Procura tener cuidado a la hora de escoger lo justo, ya que al tratarse de modelos descatalogados, lo más seguro es que no puedas contar con recambios en caso de que sean necesarios.

Evita los muebles de medidas especiales

El mobiliario con medidas especiales son mucho más costosos, por lo que sale mucho más a cuenta diseñar la reforma de la cocina con muebles a tamaño estándar. En el caso de realizar una reforma integral en la cocina, es importante pensar en la ubicación de los fregaderos y los desagües para que el mueble modular que decidamos instalar pueda hacerlo sin costes añadidos.

Piensa bien la mano de obra

No estamos diciendo que dudes de contratar el servicio de reformas a unos profesionales especializados, sino que sepas a qué profesionales debes acudir. En este sentido, podemos encontrar dos formas de ahorrar dinero:

  • Contrata a una empresa de reformas integrales. Estas empresas cuentan con los servicios, las herramientas y la mano de obra necesarios para ahorrar cualquier problema derivado del proceso de reforma. Pueden asesorar con más perspectiva, tienen mejores acuerdos con distribuidoras y se encargan de coordinar los procesos de trabajo, lo que en último término significa poder ahorrar en tiempo dinero y disgustos.

Sigue con Reformasjaen.es. Déjate aconsejar por profesionales con años de experiencia en el sector y pide presupuestos para averiguar cuál se asemeja más a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *